Cuánto vale ir al psicólogo es una de las preguntas que muchas personas se hacen. La primera pregunta suele ser para decidir si se necesita ayuda. Una vez que se toma la decisión de acudir al profesional, surge la duda. Bien, ya he decidido que necesito acudir a terapia pero, ¿cuánto me va a costar?

Haztúa Prosperidad

Si te das cuenta, en el título aparece cuánto vale ir al psicólogo. Pero en el párrafo anterior he cambiado el verbo y he escrito cuánto cuesta ir al psicólogo. Parece lo mismo. Pero no lo es.

¿Qué pregunta te habrías hecho tú? ¿Cuál de los dos verbos hubieras utilizado? Como imaginas, el uso del primer verbo implica que va a ser una inversión para ti. En cambio, si crees que es un coste, te parecerá que vas a tirar todo el dinero que emplees en la consulta.

Para poder responder a la pregunta lo primero es determinar las tarifas de los profesionales de la Psicología. El abanico de precios es de lo más variado.

Terapia gratis

O más bien, terapia por la que no desembolsas cantidad de dinero alguna en el momento de recibirla. Puedes conseguirla, acudiendo a tu médico de cabecera y que éste te derive al servicio de Salud Mental que te corresponda. Esto es así para personas que se encuentran acogidas a la Seguridad Social. En este caso, no hay un pago directo.

Este tipo de servicio suele tener una terrible desventaja. La sanidad pública no cuenta con suficientes profesionales para dar atención a tantas personas como lo solicitan. Pasa demasiado tiempo entre una y otra sesión. Cuando iniciamos un proceso de cambio es necesario mantenernos de manera continuada sobre el proceso. Lo recomendable es, en las primeras sesiones, acudir semanalmente a consulta. A medida que avanzamos en los objetivos se pueden ir distanciando las sesiones.

Existen otras desventajas en acudir a Salud Mental en lugar de hacerlo a un centro privado, pero las dejaré para otra entrada del blog.

Otra manera de no tener que abonar la terapia en el momento es contratar un seguro médico privado que incluya tratamieto psicológico. Este servicio es prestado por profesionales de centros privados que reciben su honorarios de la mutua y no directamente del usuario. También tiene desventajas importantes, como el tiempo tasado de la consulta que suele ser de media hora. Un tiempo, casi siempre, insuficiente. También el número máximo de sesiones suele estar predeterminado. Teniendo que terminar terapias en falso, apresuradamente, o dejar abiertos procesos emocionales dolorosos si no se puede continuar la terapia.

Hay otras desventajas en asistir a terapia por la mutua privada… Creo que pronto escribiré “Los beneficios de hacer terapia en un centro privado”. Puedes seguirnos en el blog para que no te lo pierdas 😉

Terapia de pago

Las tarifas profesionales ya no están reguladas por los diferentes Colegios Profesionales. Es decir, cada profesional es libre de aplicar la tarifa que considere. El límite lo pone el cliente que esté o no dispuesto a abonar la tarifa que fija el profesional.

En centros privados, las tarifas pueden variar desde los 40€ (hay quienes, pocos, cobran incluso menos…) hasta los 100€ por sesión de una hora. Estas son las tarifas más frecuentes. Pero esto no impide que haya profesionales cuyas tarifas sean superiores a los 200€ por sesión.

Como dije, las primeras sesiones de una terapia es aconsejable que se hagan con una frecuencia semanal. Esto supone, un desembolso medio de 200€ ó 300€ al mes. Durante uno o dos meses. Es cierto que puede resultar inalcanzable para muchas economías. Pero si lo vemos como una inversión en nuestra salud mental y emocional, no resulta tan descabellado.

No se me ocurre una inversión más rentable que la que hacemos en nuestra felicidad y en nuestro bienestar. Invertir en mejorar la vida de las personas a las que más queremos y con las que convivimos. Invertir en reducir los niveles de angustia o los problemas que nacen de las relaciones. Cuando acudimos a terapia aprendemos no solo a manejar el dolor. Aprendemos técnicas que nos permiten enfrentar situaciones futuras con muchas garantías de hacerlo de la mejor manera posible.

Por cierto, para conocer nuestras tarifas en el centro de Haztúa Psicología Positiva en Fuenlabrada, entra en este enlace.