ANSIEDAD 2017-03-06T10:45:43+00:00

IMPORTANTE:

La información y consejos que vas a leer a continuación no sustituyen la consulta con un especialista.
Si los síntomas te están causando un malestar importante puedes consultarnos en Haztúa Psicología Positiva
Te atenderemos psicólogos profesionales que te ayudaremos a superar la ansiedad.

asuncion manjonAsunción Manjón Navarro
Psicóloga experta en Psicología Forense

Ansiedad

La ansiedad es una respuesta innata de nuestra especie que tiene como misión ayudarnos a sobrevivir. Cada vez que nos encontramos en peligro, el circuito de la ansiedad se dispara haciendo que reaccionemos de la forma más eficaz para manejarlo. Por lo tanto, la ansiedad no siempre es patológica o mala, sino que es beneficiosa, es nuestra mejor aliada para hacer frente a situaciones difíciles. Suele estar asociada con emociones muy intensas que nos ponen en alerta.

La ansiedad patológica sería cuando el circuito de la ansiedad se ha puesto en funcionamiento en un momento inadecuado (y por eso lo pasamos mal) cuando: a) aparece ante situaciones inocuas o sin importancia que no suponen ningún tipo de amenaza o riesgo y, b) aparece en determinados momentos en los que sí hay una situación difícil pero reaccionamos de forma exagerada.

Componentes de la ansiedad

Respuestas Cognitivas (pensamientos): son las explicaciones o justificaciones que damos sobre cómo nos sentimos o sobre cómo valoramos una situación peligrosa. Suelen ser pensamientos que se relacionan con cómo manejar una situación de incertidumbre o de preocupación. Este es el componente más importante cuando la ansiedad se transforma en patológica.

Respuestas Emocionales (emociones): son las sensaciones intensas de miedo, bloqueo, terror, indefensión que experimentamos cuando nos encontramos en una situación de ansiedad.

Respuestas Fisiológicas: son respuestas orgánicas y/o físicas de nuestro cuerpo y su presencia hace que las emociones se intensifiquen más. Las más características son temblores, taquicardia, falta de aire, sudoración y nudo en el estómago.

Respuestas Conductuales o de Acción: son conductas y comportamientos que se llevan a cabo ante las situaciones de ansiedad y las más frecuentes son la respuesta de evitación de la situación temida o quedarse inmóvil o paralizado.

Consecuencias del trastorno de ansiedad

La ansiedad no produce lesiones en el corazón ni arroja a las personas a la locura. Sin embargo, la ansiedad sí puede generar sentimientos de infelicidad, depresión, alteraciones del sueño, deterioro de las relaciones familiares, consumo de sustancias tóxicas, entre otros desajustes psicológicos. Por ello es muy importante aprender a controlarla. Lo primero de todo es impedir que el trastorno de ansiedad siga creciendo y ocupando más espacio en la vida de la persona y provocando cambios bruscos de humor.

¿Cómo hay que tratarlo?

Cada trastorno de ansiedad puede suponer tratamientos distintos, además de que cada persona es diferente y el tratamiento debe ajustarse al paciente. Básicamente, se trata de aprender a ver esas sensaciones como algo normal y aceptar la posibilidad de que aparezcan en algunos momentos. Esta aceptación produce el efecto paradójico de reducción de las mismas. Además, es importante analizar y valorar aquellos pensamientos e ideas que puedan influir en el proceso, y por supuesto enfrentarse, con todos esos recursos, a aquello que se teme y se está evitando.

10 trucos para superar la ansiedad

 1)      El primer truco que debes tener en cuenta es la respiración. En el momento que sientes que la ansiedad te invade, es necesario que realices técnicas de respiración que te ayuden a relajarte y bajar la ansiedad. Es importante que aprendas técnicas de relajación cortas, pero efectivas que te ayuden en esos momentos.

2)      Busca compañía y apoyo emocional de tu red de apoyo social (pareja, amigos, familia, especialistas) en los momentos que experimentes ansiedad. Un abrazo de contención puede ser de muy buena ayuda.

3)      Comunica emociones. Para subir el ánimo no hay nada mejor que contar los problemas y expresar los sentimientos y emociones a alguna persona de confianza

4)      En el momento que comienzas a sentir ansiedad, es importante que identifiques los pensamientos que has tenido, ya que estos suelen ser negativos e irracionales y desencadenan emociones como preocupación, tristeza, etc. Analiza su veracidad, cuestionándolos e intentando detenerlos.

5)      Evita ciertos alimentos y/o bebidas que pueden desencadenar o potenciar crisis de ansiedad, como por ejemplo tomar estimulantes.

6)      Cuida tu alimentación y toma una dieta equilibrada para encontrarte bien y poder sobrellevar cualquier tipo de problemática.

7)      Un momento muy angustiante suele ser la hora de irse a dormir, siendo habitual que las preocupaciones irrumpan en tus pensamientos. Por ello, cuando te acuestes, no mires la televisión e intenta alguna técnica de relajación que te ayude a conciliar el sueño.

8)      Sal a caminar o practica la actividad física que más te agrade. El ejercicio físico es de gran ayuda para reducir la ansiedad. Además libera endorfinas que te producen placer y bienestar.

9)      Reconoce y acepta que tienes un problema como primer paso en el camino hacia la recuperación.

10)  Distráete haciendo alguna actividad que te guste y te ayude a pensar en otra cosa. Pasa tiempo en contacto con la naturaleza, medita o realiza alguna actividad que te permita conectarte con algo en concreto y canalizar tus problemas para encontrar tranquilidad.

Reserva tu cita ahora y vuelve a ser feliz

 91 607 35 02 

 640 05 08 90

 Reserva tu cita online   

 Tarifas Fuenlabrada

Tarifas Madrid

Uso de cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando entenderemos que nos das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Acerca de los certificados SSL