Loading...
La opinión de nuestros clientes 2017-05-04T13:18:00+00:00

Historias de éxito

Encuesta a clientes. Escuchamos para mejorar cada día

En Haztúa Psicología Positiva lo más importante es el servicio que prestamos a nuestros clientes. Y la mejor manera de saber cómo lo estamos haciendo es preguntando.

A continuación encontrarás datos y comentarios que hemos obtenido tras pedir su opinión a personas que han finalizado su terapia con alguno de los profesionales de nuestro centro.

Si has realizado tu terapia con nosotros y quieres aportar tu opinión, por favor, sigue el enlace que hay a continuación:

TERAPIA: Ir a encuesta de satisfacción
TALLERES: Ir a encuesta de satisfacción

Nuestros clientes te cuentan lo que opinan de nosotros:

como te ayuda el psicologo: Pavel

Saber ser feliz

“El mayor bien es ver la vida sin agobios, y mi relación con mi hijo cambió como de la noche al día”

“Me ha ayudado a madurar, a afrontar mejor las adversidades, a mejorar mi autoestima…”

“Me ha ayudado a tomar la decisión más difícil de mi vida a día de hoy. Me ha cambiado la forma de ser, el trabajo, mi vida. Y cada vez que me pregunto por qué lo hice tengo un fundamento sólido”

“Para mi lo más importante ha sido el bajar el nivel de estrés y así poder enfrentarme a los problemas de una manera más efectiva”

“Gracias a ellos he podido sacar el curso adelante y que no me quede ninguna. Yo los recomendaría por que te ayudan mucho y te hacen mirar las cosas de otra manera”

“¡Me ha encantado el curso de psicologia positiva! Muy ameno e interesante. Lo mejor es que voy a emplear los conocimientos adquiridos en mi trabajo. Animo a todo el mundo a que haga el curso, comenzando por sentirse bien consigo mismo…los demas lo notarán y se contagiarán de tu energia positiva. Gracias por estar ahi y por tus comentarios. Siempre es bonito saber que hay gente positiva ¡DE VERDAD!”
Yolanda Martín • Alumna de curso online
“Estoy segura que el curso me ha ayudado a “darme cuenta”, y como nos explicabais, el cambio se hace desde dentro y no desde fuera.
Así que, mi AGRADECIMIENTO y animaros a seguir adelante por la gran profesión que tenéis, y por tener la suerte de haberos conocido.”
Soledad T. • Alumna de curso presencial

La Terapia

Sesiones necesarias hasta superar el proceso

Con el buen trabajo realizado por los profesionales de Haztúa Psicología Positiva y una alta implicación por parte de la persona para superar sus retos, la mayor parte de los procesos tienen una duración de entre 6 y 10 sesiones.

Teniendo en cuenta que hablamos de la salud mental y emocional creemos que es una decisión muy acertada la de acudir a terapia cuanto antes.

Satisfacción

Clientes muy satisfechos con los resultados

Nuestro objetivo es ayudar a las personas a aumentar su bienestar y disfrutar más de la vida. Nada nos llena tanto de satisfacción como saber que nuestros clientes se sienten muy satisfechos con los resultados de la terapia realizada en Haztúa Psicología Positiva.

La satisfacción que menifiestan nuestros clientes es la mejor medida de la labor que realizamos para ayudar a las personas a superar sus dificultades.

Eficacia

Nuestros clientes consideran muy eficaz la terapia

Para las personas que han respondido a nuestra encuesta, el tratamiento recibido ha sido muy eficaz. La mayor parte de ellos le otorgan la puntuación más alta, un 5.

Sin duda, es imprescindible la implicación personal para salir adelante. Si tú tienes las ganas de superar la situación, nosotros te garantizamos un alto nivel de satisfacción con la eficacia del tratamiento.

“De verdad se solucionan los problemas porque te ayudan a tratarlos y lo solucionas tu mismo”

“Con pocas sesiones cambió mi perspectiva de ver la vida, mi manera de ‘haztuar’ ante ciertas circunstancias. Y sobre todo por fortalecer lo más importante de una mente: la actitud, los valores y las creencias”

“Nuestro matrimonio estaba abocado al fracaso por las continuas discusiones y gracias a la terapia nuestra relación mejoro 101%”

El Psicólogo responde

Respuestas ofrecidas por los profesionales de Haztúa Psicología Positiva a las consultas recibidas a través de nuestra app

Gracias por ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra app.

No cuentas mucho acerca de lo que te ocurre. Hay muchas razones que pueden afectar a que tengamos el ánimo bajo y estemos faltos de ilusion. De hecho, suele ser una reacción de lo más normal cuando hemos sufrido un pérdida, de un ser querido o de alguna cosa que para nosotros sea muy valiosa.

Si se trata de algo temporal, no tendrías que preocuparte demasiado. Si, por el contrario, llevas entre 3 y 6 meses con ese ánimo bajo y crees que está afectando a tu vida normal, tal vez seria bueno que te pusieras en manos de un profesional que te ayude a detectar las causas de tu estado de ánimo.

Cuando las personas pasamos por estas fases inevitables de nuestra vida, por lo general padecemos una serie de síntomas, tanto emocionales como físicos. Sería muy complejo poder enumerarlos todos, pero por mencionar algunos, podría aparecer cansancio, alteraciones en el sueño, falta de apetito, aislamiento, etc.

Pero para llegar a superarlo hay que pasar por una serie de duras etapas, que en algunas ocasiones no somos capaces de conseguirlo sin la ayuda de un profesional. El hacernos a la idea de que ya no vamos a volver a ver a esa persona es una de los sentimientos más duros que podemos vivir.

Una de esas etapas sería dejar a un lado el aislamiento y realizar actividades con el resto de gente que tenemos a nuestro alrededor y que se sentirían orgullosas de poder ayudarnos, pero no son capaces de saber cómo hacerlo.

Es muy importante que compartamos los momentos y logros que la persona fallecida realizó a lo largo de su vida. El poder saber que hay alguien nos escucha, nos entiende y nos da apoyo, supone un gran reforzamiento para quien está sufriendo el duelo.

No obstante, cada persona, cada duelo es diferente y nunca deberíamos generalizar pues cada fallecido fue especial para nosotros y a su vez cada uno de nosotros somos especiales, por lo que a la hora de poder aplicar la terapia más adecuada a cada caso debería ser diseñada y adaptada a cada persona y sus circunstancias.

Al desconocer cuál es la situación real de la persona necesitada de ayuda en estos momentos, qué edad tiene, de qué tipo de pérdida se trata, a qué se ha debido el fallecimiento, ……, lamentamos no poder darle una solución inmediata que le sirviera como de medicina que todo lo sana pero, si creemos que somos capaces de realizar una terapia adecuada, tal y como se merece esta persona.

Si Ud. o la persona en nombre de la cual pudiera estar haciendo la consulta, así lo requieren, podemos hacer una valoración y diseñar la terapia más adecuada a sus necesidades.

En cuanto a la distancia, no existe ningún problema puesto que podríamos mantener las sesiones contactando a través de Skype.

Esto es un tema serio. Los celos pueden llegar a destruir el más fuerte de los amores.

Los celos se producen cuando una de las partes de la pareja se compara con la otra y cree o se siente inferior. Su inseguridad en su capacidad para mantener a la otra persona al lado hace que nos volvamos más susceptibles y que interpretemos cualquier situación neutra como negativa para nosotros.

Esa inseguridad, en la mayor parte de los casos, nace de un sentimiento de inferioridad, de una baja o mal entendida autoestima.

La persona celosa vive un auténtico calvario porque los celos no se viven como algo que se puede controlar sino que aparecen y arrasan con las mejores intenciones de cambiar.

En algunas pocas ocasiones, los celos son “fundados”, es decir, hay razones más que suficientes para tener celos. En estos casos el problema de autoestima baja se percibe en que la persona se empeña en mantenerse en una relación en la que el otro (a) no le guarda respeto. O bien, no quiere mantenerse en ella pero cree no tener valor para romperla.

Es bueno, antes de decidir qué hacer, asegurarse de que si se trata de celos infundados. Los pasos a seguir, desde luego, son muy diferentes en uno u otro caso.

Te recomiendo, para que puedas encontrar de nuevo la tranquilidad y vivir con toda la felicidad posible tu relación de pareja, que acudas a un profesional que te ayude a encontrar una solución a tus celos. Por supuesto, si tú quieres, estamos a tu entera disposición para ayudarte. Podemos hacer terapia a través de nuestra plataforma online si vives lejos de Madrid.

Una de las cosas que me pasan durante muchos años es que un día planeo algo y al día siguiente lo cambio. Estoy casado hace 7 años y, casi desde el principio, nunca hago planes, ni salir fuera ni hacer nada de nada; siempre me tiene que mandar la mujer a casi todo y si quiero hacer algo parece incoherente. Y al final no lo hago porque me lo dice ella. Me he metido en muchos problemas como pedir créditos y ahora no poder pagarlos. Estoy echo un lío y muchas veces he querido dejar esta relación y nunca lo hago. También he notado que me gustan bastante los videojuegos y ya tengo 40. Podrían darme algún consejo o ayuda. Gracias y saludos

Hay ciertos momentos en los que, ya sea por el momento que estamos viviendo o por las decisiones que tenemos que tomar, nos cuesta decidirnos por una opción. Por lo que nos cuentas, te encuentras en un momento de tu vida en el que sientes que no sabes que decisiones tomar o que no las llevas a cabo. Es normal que esto te haga sentir preocupado e inquieto, a nadie le gusta sentir que no toma decisiones.

A continuación, vamos a responderte a las cuestiones que nos han planteado.

 

Respecto al tema de tu mujer, sientes que no planeas nada, ¿has probado a hablarlo con ella? Muchas veces si no se dicen las cosas explícitamente, las personas no se dan cuenta de ciertas cosas. Puedes empezar comentandole lo que sientes y propon que hagáis una actividad en el fin de semana que esté organizada por ti. Para decidir qué hacer puedes escribir en un folio todas las opciones que se te vengan a la mente, mirar los pros y contras de cada una de ellas y categorizas las opciones de 0 a 10, siendo 10 el plan que piensas que es el que más os apetece. Cuando hayas decidido que opción es la mejor, coméntaselo y luego planifícalo. Esto se puede convertir en una rutina y que todos los fines de semana planifiques un plan. Este procedimiento también es útil para tomar otro tipo de decisiones.

En relación a que has pensado en dejar la relación con tu mujer, pero no lo has hecho. Te deberías preguntar ¿por qué la quieres dejar? ¿por qué no lo has llevado a cabo? Hay alguna razón por la que aún no has tomado esa decisión, tienes que descubrirla. Para aclararte puedes escribir en una hoja de papel las razones por la que estás con ella y por las que no quieres estar con ella, tus sentimientos… todo lo que veas que te va a ser útil para decidir qué hacer. Es bueno visualizar nuestros propios sentimientos y pensamientos, ya que se organiza la mente .

 

Por otra parte, es importante mantenerse firmes en las decisiones. Cuando hayas optado por una opción y posteriormente cambies de idea, recuerda los motivos por los que elegiste esa opción. Hay veces que cambiamos de opinión en el último momento, si se hace ocasionalmente no es malo, el problema es cuando se hace en numerosas ocasiones, ya que al final tomas una decisión precipitada habiéndolo meditado anteriormente.

 

También, comentas que has pedido créditos y ahora es complicado pagarlos. Esto puede ser que te haya hecho tener miedo a tomar decisiones. Es verdad que no fue la opción más adecuada, pero a la hora de decidir, todos nos equivocamos. Esta circunstancia no te tiene que frenar ni aterrorizar. Fue una equivocación, y de ello se aprende. Cuando cometemos un error ya no la volvemos a hacer, porque hemos aprendido de la situación. Esto lo debes mirar como una oportunidad para hacerlo de otra manera y observar con más detenimiento las consecuencias y los pros y contras; y si vuelves a vivir la misma situación ya no volverías a hacer lo mismo, ha sido un aprendizaje. Acuérdate de que para aprender a andar hay que caerse varias veces, pues a la hora de decidir sucede lo mismo, hay que tomar malas decisiones para aprender a tomar buenas.

Pero, es normal que tengas miedo a la hora de escoger, a todos nos pasa. El miedo es una emoción buena, que hay que dejar que nos acompañe, pero no que nos dirija. Es decir, es malo en el momento en el que por él dejas de tomar las decisiones, pero es bueno en el momento en el que te avisa de peligro o precaución, por ello, el miedo es bueno en su justa medida.

Las decisiones determinan nuestras conductas y nuestro camino, por lo que si no decidimos, nos sentimos como que la vida “se nos escapa”, que no podemos decidir en nuestra propia vida.  En el día a día tenemos varias opciones entre las que tenemos que elegir (qué desayunar, qué ropa ponernos, ir en trasporte público o en coche…). Por lo que estamos capacitados para tomar decisiones y llevarlas a cabo, lo que puede fallar son las estrategias que utilizamos para decidir.

 

En cuanto a los videojuegos, no pasa nada porque te sigan gustado, en su justa medida. casi todo el mundo tiene un hobbie, y ese puede ser el tuyo. Siempre que te lo tomes sólo como un entretenimiento y no dejes de hacer cosas por jugar. Lo que puedes hacer es ver cuánto tiempo dedicas a jugar a los videojuegos y no a realizar otras actividades, apunta en una hoja cuantas horas estás jugando y cuantas veces a la semana. Si dedicas un gran tiempo, ponte limites (jugar menos tiempo, solo los fines de semana) y puedes dedicar ese tiempo en otra actividad como por ejemplo en planificar actividades con tu mujer o tu agenda.

 

Esperamos poder haberte ayudado con estas pautas. Si necesitas más ayuda sobre estos temas u otros estamos a tu disposición.

Cuando los peques son muy movidos provoca tensiones en casa. Efectivamente, existen diferentes métodos para tratar de reabajar la intensidad de la ansiedad que sientes.
Hay un método muy sencillo pero que con algo de práctica te puede resultar de mucha ayuda. Se trata de que te concentres en el aire entrando por tu nariz y saliendo por tu boca. Nota como entra y trata de seguir el recorrido mentalmente hasta los pulmones. Luego concéntrate en el aire que expulsas, despacio, muy despacio.

Si quieres practicar espera a encontrarte en un momento de más tranquilidad. Si tratas de hacerlo sólo cuando estás atravesando un pico de ansiedad es más complicado que te funcione. La capacidad de tranquilizarse con la respiración requiere practicar antes para que cuando noteos que empezamos a ponernos nerviosos podamos recurrir a la respiración. No sirve en pleno ataque de ansiedad ponerse a intentar respirar relajaday conscientemente por primera vez en nuestra vida.

Hay otros métodos muy efectivos para manejar la ansiedad, como la modificación de pensamientos, reconocimiento y gestión de emociones…

Primero agradecerte que quieras compartir conmigo tus inquietudes con respecto al Trastorno Límite de la Personalidad (TLP), pues disponer de toda la información posible es el comienzo para comprender mejor cualquier situación.

Antes de responder a tus dudas, no está demás saber qué es lo que implica tener un TLP. En este trastorno de la personalidad se da unaacusada y contínua o persistente inestabilidad a nivel emocional (en cuanto a que presentan una mayor sensibilidad al entorno y una respuesta desproporcionada a estos estímulos),interpersonal (que puede reflejarse en una tendencia a idealizar  y devaluar a los demás, sintiendo por una misma persona admiración y otras veces odio o decepción; o en dificultades para tolerar la soledad y el tener que cuidar de sí mismas), de identidad (en lo que se refiere a la autoimagen y/o el sentido de sí mismo), y una dificultad en el control de impulsos (que puede verse reflejada en los gastos económicos, la conducta sexual, el abuso de sustancias, la conducción temeraria, etc.).

Con respecto a las cuestiones que me planteas, entiendo tu preocupación, tanto si se trata de un diagnóstico que acabas de recibir tú o alguna persona que conozcas y sea importante para tí, como si tan sólo es un tema de tu interés, pues estoy para ayudarte en cualquier caso.

Voy a empezar respondiendo a tu pregunta sobre por qué se tiene este trastorno. En el desarrollo del TLP influyen diferentes factores, que si bien no pueden considerarse una causa en sí misma, sí implicarían para la persona tener una  mayor o menor probabilidad o predisposición a  desarrollar dicho trastorno. Entre los factores que te menciono, se podrían incluir por ejemplo: los genéticos (antecedentes familiares de TLP), los perinatales, los que se dan durante el desarrollo, los relacionados con el temperamento (hiperactividad), los estilos educativos y de crianza (carencias afectivas en la infancia, relaciones familiares disfuncionales graves que inciden directamente en los estilos de comunicación familiar, la falta de límites, etc.) o acontecimientos vitales como un posible trauma en la infancia. Quizá, la interacción de todos ellos a lo largo de la vida de la persona, y el hecho de que el TLP se presente asociado con otros trastornos (de personalidad, depresión, ansiedad, por abuso de sustancias, del comportamiento alimentario, etc.), sea uno de los condiciones que hacen que el diagnóstico de TLP no sea sencillo de realizar.

Sobre la pregunta de si el TLP tiene cura, puede que sea más acertado hablar en términos de recuperación que de curación. Se considera que el tratamiento más eficaz para estos pacientes es la combinación de abordajes psicológicos y farmacológicos, con la finalidad de aliviar los síntomas y las conductas que más alteran su calidad de vida. En cuanto a la psicoterapia, los objetivos están orientados a conseguir disminuir la intensidad y permanencia de las conductas autodestructivas, el autocontrol emocional, la mejora de las relaciones con los demás, y a mejorar la conciencia y comprensión del trastornos por parte del paciente. La recuperación en este sentido, se lograría cuando la persona cuenta con herramientas para saber gestionar y adaptarse a las diferentes situaciones y consiga así, mejorar su calidad de vida y aumentar su autonomía personal. Para ello, uno de los aspectos importantes será crear y trabajar un buen vínculo terapeuta-paciente, para así favorecer su compromiso con el tratamiento. Igual de importante será prestar atención a la red de apoyo con la que esta persona cuente a lo largo del proceso, en cuanto a que las personas de su entorno tengan conocimiento del trastorno, estén implicados en los objetivos terapéuticos, adquieran habilidades de trato con la persona con TLP, mejoren la comunicación con ésta, etc. Es decir, la terapia se centra principalmente en el paciente, pero también tiene en cuenta su entorno.

Lo primero de todo felicitarte porque te has dado cuenta de que algo va mal y quieres cambiarlo. Solicitarnos ayuda es un gran avance, ya que ser consciente de ello y pedir ayuda es el primer paso para adoptar una actitud de cambio, enhorabuena. Querer cambiar y tener la motivación para hacerlo, es básico para cambiar la situación.

Es normal que te sientas abrumada, a todos nos ha pasado alguna vez. Además, la actual sociedad exige numerosas demandas de nosotros, lo que hace que nos agobiemos más aún. El problema está cuando no sabemos controlarlo o cómo actuar, y nos acaba perjudicando.

Como ya eres consciente de ello, el siguiente paso sería, como bien señalas, adoptar un enfoque con estrategias diferentes a las que estás haciendo actualmente, porque no te están sirviendo. Para poder ayudarte específicamente, necesitaríamos más información acerca de tu caso, por lo que vamos a intentar ayudarte de una forma más general.

Muchas veces, el problema está en cómo vemos las cosas o cómo reaccionamos ante ellas. Ante una situación podemos dar varias interpretaciones, lo que hace que tengamos unos determinados pensamientos, y de ahí surjan unas emociones que influyen en el comportamiento que hagamos posteriormente. Por lo que, los pensamientos determinan las emociones y la conducta. Un claro ejemplo de esto sería cuando veo en la calle a un amigo mío y no me saluda, puedo pensar que está preocupado y no me ha visto o puedo pensar que me ignora porque no le apetece hablar conmigo; si hago la primera interpretación le comprendo y no me sienta mal, mientras que si hago la segunda me enfado. Lo que pensamos influye en lo que sentimos y hacemos, por lo que cambiando los pensamientos, modificamos las emociones y la conducta.

Pero, ¿qué realidad tienen los pensamientos? Los pensamientos no son realidades, son solo pensamientos. El problema es que convertimos los pensamientos en realidad y eso nos determina en la vida. No es realidad porque es una interpretación que damos a lo que nos sucede. Ante el mismo suceso se pueden dar muchas interpretaciones, prueba de ello es que cada persona da una distinta. Por lo que hay que buscar un pensamiento que sea útil para que actuemos de la mejor manera posible y nos sintamos bien.

Es verdad, que hay muchas situaciones que no podemos controlar y no depende de nosotros. Pero, no debemos dejar que esas situaciones nos controlen a nosotros. Aunque haya una parte que no podemos controlar, sí podemos controlar lo que pensamos y como nos sintamos.

Todos podemos cambiar la manera en la que pensamos o actuamos en nuestro entorno, a otra manera que sea mejor para nosotros mismos. Lo que puede fallar son las estrategias que empleamos para enfrentarnos a las situaciones, pero una vez que conozcamos y sepamos utilizar las adecuadas, podremos desenvolvernos en todas las situaciones.

Por ello, no debemos tener miedo de actuar de una manera distinta y enfrentarnos a las circunstancias por muy complicadas que parezcan, ya que las situaciones problemáticas que van surgiendo serán una oportunidad para aprender. Ya has aprendido que de la manera en la que lo estás haciendo ahora no obtienes buenos resultados. Ahora, es poner en práctica otras estrategias que te hagan enfrentarte a las situaciones de una manera más adecuada y te hagan sentir mejor.

Esperamos poder haberte ayudado. Si quieres recibir más información o ayuda sobre este o cualquier otro tema, estamos a tu disposición.

Lo que nos cuentas es muy frecuente, cada vez lo es más. De hecho, muchas personas descubren que autolesionándose parecen encontrar algo de alivio para tanto malestar emocional como están sintiendo.

El mayor peligro de las conductas autolíticas que buscan aliviar un dolor, que tratan de ubicar ese dolor en un lugar identificable, es que acaban por convertirse en un refuerzo que aumenta la propia conducta. Y algo que empieza siendo ocasional y muy de vez en cuando, cada vez se recurre a ello de manera más seguida.

Necesitas identificar el malestar emocional, descubrir qué pensamientos son los que te están provocando tanto dolor y atacar a los pensamientos, pero no a tu cuerpo que en realidad no es culpable de nada. Al cortarte, el cuerpo segrega hormonas cuyo efecto en el organismo es parecido al de la anestesia. Es por eso por lo que encuentras alivio al cortarte, porque tu cuerpo sale en tu defensa y provoca la segregación de estas hormonas para librarte del dolor.

Lo cierto es que puedes encontrar otras maneras menos dolorosas de conseguir que tu cuerpo segregue endorfinas y otras sustancias que hacen que te encuentres mejor.

El cambio empieza por identificar pensamientos negativos y modificarlos. Es una tarea a la que te puede ayudar un psicólogo. Y, sin dudarlo, te aconsejo que pidas ayuda pronto. No es algo que vayas a poder solucionar con un consejo rápido. Necesitas comprometerte a cambiar y trabajar por tu propio bienestar.

La parte maravillosa es que puedes salir de ese agujero. Otras personas han pasado por ese mismo camino y han logrado encontrar otra manera de enfrentarse a las dificultades que la vida nos va poniendo por delante.

No sé dónde vives, pero si quieres podemos ofrecerte terapia a través de nuestra plataforma online. Si lo prefieres pide ayuda cerca de tu domicilio. Pero sin dudarlo, ponte en manos de un profesional, sino lo más posible es que tu problema aumente y luego te cueste mucho más encontrar la salida.

Un abrazo y ya sabes que quedamos a tu disposicion si deseas iniciar terapia online.

Ante todo, muchas gracias por haberte puesto en contacto con nosotros, eso denota interés por mejorar la situación y aquí ya tienes tu primer paso para lograrlo.

La agresividad es consecuencia del miedo, la inseguridad, envidia, celos, no saber cómo actuar, cuando no podemos controlar una determinada situación, etc. En definitiva, la ira aparece cuando nos encontramos en una situación que percibimos como una amenaza.

Se dispara de manera automática ante determinadas situaciones.

 

Algunas recomendaciones son:

 

1-Mantén la calma. Cuenta hasta 10, y si es necesario, sal de la habitación (tiempo fuera)

2-Respira profundamente y rítmicamente

3-Haz una lista con frases para que te digas a ti mismo : “mantén la calma”, “no debo dejar que esto me moleste”…

4-Haz algún ejercicio o date una ducha de agua fría

5-El buen humor alivia la tensión

6-Escribe e identifica las situaciones que provoca tu agresividad, así tomarás conciencia de cuales son y te costará menos atajarlas.

 

De todos modos, no conocemos el origen de tu agresividad, así que estaríamos encantados de atenderte personalmente.

En caso de que no vivas cerca tenemos consulta On line

Uso de cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando entenderemos que nos das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Acerca de los certificados SSL