Cómo ser una persona segura y confiada

Cómo ser una persona segura y confiada es una de esas preguntas que se hacen algunas personas con bastante frecuencia. La inseguridad nos puede llegar a hacer sentir emociones muy desagradables. Sobre todo cuando esa inseguridad se produce en nuestras relaciones con los demás.

Al cabo del año se hacen cientos de búsquedas en Google para tratar de encontrar la fórmula mágica. Dar con el remedio que nos convierta en alguien con más seguridad y confianza. Lo cierto es que no existen tales remedios mágicos y rápidos. Pero lo que sí podemos es acabar con esa creencia tan limitante que nos hace pensar que no podremos sentirnos seguros jamás. La mejor manera de hacerlo es poner en funcionamiento algunas pautas que nos ayudarán.

7 pautas que te ayudan a tener más confianza y seguridad

  1. Desarrolla tus fortalezas personales. No te empeñes en esforzarte por adquirir aquello que te falta. Te será mucho más fácil y disfrutarás más si potencias lo que ya hay dentro de ti. Tal vez no seas un gran lider, pero puedes destacar por tu persistencia.
  2. Cuida tus amistades. Si realmente merecen la pena, te aceptarán con tus limitaciones y no tendrán demasiado en cuenta tus momentos de indecisión.
  3. Asume que las decisiones implican optar por algo bueno y, a la vez, dejar ir algo que crees valioso. En lo bueno, hay una parte de consecuencias que no deseas. Y con la opción que rechazas se va algo que seguramente querías. Esa es la esencia de una decisión: asumir las pérdidas, lo que dejamos ir con la opción no elgida.
  4. Perdónate los errores. Porque hayas decidido mal en el pasado, no siempre vas a decidir mal. Si hubo errores, aprende y decide qué cambiar en la siguiente ocasión.
  5. No juzgues lo que hiciste ayer con lo que sabes hoy. No te hagas trampas. Cuando tomamos decisones, es imposible saber de antemano qué ocurrirá realmente. Porque de haber sabido ayer lo que sabes hoy, seguramente tu decisión hubiera sido otra.
  6. Haz cosas diferentes a las que haces siempre. Cambia rutinas, horarios, lugares… Visita sitios en los que nunca antes hayas estado. Sal de la comodidad de la rutina, porque esa comodidad es la que te impide intentar hacer cosas nuevas.
  7. Pon en valor tus logros. Si cuando consigues un avance hacia la seguridad y la confianza, lo comparas con la seguridad y confianza total, es evidente que saldrás perdiendo. No esperes a que sea perfecto para reconocer lo que hiciste bien.

Todo cambio es un proceso

Cambia tu pensamiento de “todo o nada” por un pensamiento incremental. Se trata de entender el cambio como proceso. Valora los acercamientos, no sólo llegar a tu meta. Asume que habrá días en los que lo habrás hecho mejor y habrá días que mejor olvidar.

La seguridad y la confianza en ti se irán nutriendo de los cambios que vayas incorporando a tus rutinas diarias. No esperes cambiar un hábito de años en dos días. No te des por vencido sin intentarlo una vez más… Pero si finalmente necesitas ayuda, cuenta con nuestro equipo de Haztúa.

2017-11-12T23:13:19+00:00 noviembre 11th, 2017|

Deja un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando entenderemos que nos das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Acerca de los certificados SSL