Vivir en pandemia sin perder la sonrisa

¿Qué nos ocurre? ¿Por qué nos sentimos… “raros”?

La población necesita un ¡Basta ya! Necesitamos paz mental.

Para gran parte de la sociedad, la incertidumbre está siendo la emoción predominante desde que irrumpió en nuestras vidas hace ya un año y medio largo el SARS-COV-2, más comúnmente conocido como virus del Covid-19.

Parece que esta sensación de incertidumbre, a pesar de haber disminuido, aun nos mantiene con cierta inquietud latente. Inquietud a veces inconscientemente sentida por nosotros y a veces claramente identificada. MIEDO, ansiedad, soledad, desconfianza en el otro… Éstas son solo algunas de las consecuencias desagradables con las que tenemos que lidiar a diario.

No saber qué va a suceder con algo tan importante como es nuestra salud, nuestro trabajo, relaciones sociales, en definitiva, con nuestro futuro y el de las personas que amamos, hace que nos pongamos en alerta. Igualmente, mantiene el estrés en nuestro cuerpo para poder reaccionar ante el peligro, atacando o huyendo (nuestro cerebro reptiliano haciendo su trabajo).

Sin embargo, mantener niveles de estrés altos y/o durante un largo tiempo, como el generado por la situación social actual, nos debilita, agota nuestra resistencia inmunitaria y puede llevarnos a enfermar.

Vivir en pandemia sin perder la sonrisa

¿Qué podemos hacer para elevar nuestro ánimo?

Debemos recuperar la sensación de control. Tomar medidas de salud que nos pongan en dirección a SONREIR. Sí, la sonrisa genuina nos aporta beneficios físicos, psicológicos y sociales, nos aporta SALUD. Reír atenúa el dolor crónico y aumenta la respuesta del sistema inmunológico. También, cuando reímos de manera franca, el organismo se oxigena en mayor medida y favorece la relajación del mismo.

De igual manera, numerosos estudios constatan cómo la risa reduce los niveles de ansiedad, estrés, depresión y aumenta la autoestima, sin olvidarnos de lo contagiosa que puede llegar a ser la risa ayudando en la comunicación y socialización de las personas.

Risoterapia

La risoterapia, también llamada terapia de la risa, es una técnica psicoterapéutica que busca generar beneficios mentales y emocionales a través la risa. Sus beneficios están orientados, principalmente, a la liberación del estrés, la relajación y nuestra actitud ante la vida.

te gusta lo que lees

Tan importante y beneficiosa resulta la risa para nuestra mente y nuestro cuerpo que ha sido descrita por sabios y filósofos de la historia, así como por actuales profesionales de la salud y del bienestar, como una de las herramientas más potentes que debemos fomentar en la persona. Algunas de las frases célebres al respecto son:

“El que hace reír a sus compañeros, merece el paraíso”. (Profeta Mahoma)

La risa es un ejercicio valioso para la salud”. (Aristóteles)

“Reír es de sabios” (Marco Valerio Marcial- poeta hispano-romano)

“Soy el loco que cree que la risa todo lo cura” (“Pacth” Adams- médico de la risa)

Ideas que te harán sonreír: claves para no perder la sonrisa

Resulta maravilloso poder decirte que está en nuestras manos. Que es tu opción, ponerte en dirección a sonreír, en dirección a salud y sentir mejorar tu bienestar físico y mental. Te doy las claves para no perder la sonrisa:

  • Reduce tu tiempo de ver la televisión. La información es necesaria. Incluso podemos creer que “la información es poder”. Pero, ¡ojo! la sobreinformación, en mayor medida aquella que nos provoca emociones negativas y no está en nuestras manos cambiar, puede hacer que nuestro estado de ánimo y, por lo tanto, de salud, se resienta.
  • Planifica tu día. Antes de acostarte o al levantarte por la mañana saca papel y boli y organiza tu tiempo, tus tareas que realizar. Te recomiendo el método Eisenhower que prioriza entre importante y urgente. Divide las tareas en: hacerla ya, delegar la tarea, programar para hacerla más tarde o borrarla y no hacerla. Tras cada tarea realizada, márcala (x) o táchala ¡Qué bien sienta ver cómo cada vez queda menos por hacer!
  • Muévete. ¡En la estupenda planificación que hemos hecho no se nos puede olvidar incluir nuestro momento de liberar tensiones y quemar energía! El deporte es una forma idónea para resetearnos, pone el contador del estrés a cero al mismo tiempo que nos ponemos en forma física.
  • Socializa. Además, si optás por hacer deporte en compañía el beneficio se multiplica ya que, estar en contacto con otras personas nos da la oportunidad de charlar, reír y compartir… ¡fundamental para la salud del ser social que somos!

Otros artículos que podrían gustarte:

Risoterapia. Los beneficios de reír todos los días

Los beneficios de la risa

Las relaciones sociales en tiempos de Covid

Consejos para profesionales de la salud en tiempos de COVID-19

bono 20

Guillermo Ibero Nogueira
Guillermo Ibero NogueiraPsicólogo