Síndrome de abstinencia neonatal

Portada » Blog Haztúa Psicología » síndrome de abstinencia neonatal » Síndrome de abstinencia neonatal

Síndrome de abstinencia neonatal

Patricia Alonso González
Patricia Alonso GonzálezPsicóloga

Aumento de bebés nacidos con Síndrome de Abstinencia Neonatal

En las dos últimas décadas han aumentado los nacimientos de bebés con Síndrome de abstienencia neonatal. Se debe a que el consumo de drogas ilícitas ha ido en aumento y su incidencia se extiende en la sociedad. El consumo de drogas, tanto legales como ilegales, en especial en mujeres que se encuentran en edad fértil o en el embarazo, conlleva una situación de alto riesgo para la madre, el feto y el recién nacido.

Este riesgo es debido a que provoca alteraciones psicosociales y repercusiones clínicas para el recién nacido. La droga consumida por la mujer gestante puede repercutir en el normal crecimiento fetal. Y en la adaptación del recién nacido a la vida extrauterina o incluso, en el normal desarrollo posterior del niño.

Proceso del alcohol en el feto

Durante la gestación, estas sustancias pasan desde el torrente sanguíneo de la madre al del feto. Lo hace a través de la placenta. La exposición prolongada del feto a dicha droga produce la adicción sea adquirida también por el feto.

En el momento del nacimiento la droga deja de estar disponible para el bebé. El bebé se desprende de la placenta que era el medio a través del cual se le suministraba. Esto provoca la hiperestimulación del sistema nervioso del recién nacido, dando lugar en la mayoría de los casos (66%) al Síndrome de Abstinencia Neonatal (SAN). Este Síndrome se define como un conjunto de síntomas que experimenta el neonato tras la retirada de las drogas que le han causado la adicción. Esto pueden evidenciarse en mayor o menor medida a nivel del sistema nervioso (Hipertonía, temblores, irritabilidad, febrícula, etc…) gastrointestinal (Diarrea, vómitos, rechazo de la toma, etc…) y otras manifestaciones (excoriación en la piel o irregularidades de la conducta).

¿Cómo se sabe si un recién nacido sufre del síndrome de abstienencia Neonatal?

Este síndrome fue descrito por primera vez por L. Finnegan en 1969, 6 años después desarrollo el primer sistema de puntuación para el SAN. Pero en 1990 publicó el sistema modificado que es el que esta actualmente en uso en la mayoría de las Unidades Neonatales. La escala de Finnegan se trata de un conjunto de diferentes parámetros, agrupados por sistemas y con puntuaciones concretas.

Es la herramienta más utilizada para la detección y valoración de la respuesta a las intervenciones terapéuticas para la evolución del SAN en el recién nacido.  Considerando que una puntuación igual o superior a 8 y menor que 12 era compatible con la presencia del síndrome de manera leve. La puntuación entre 12 y 16 se trataba de nivel moderado del síndrome en el neonato, y más de 16 una clara presencia del Síndrome de Abstinencia Neonatal severo.

¿Cómo influye el consumo en el síndrome?

Su inicio y duración varía según el tipo de droga, la fecha y la dosis del consumo, en relación con el momento del parto. También afecta la naturaleza del trabajo del parto, así como el tipo de anestesia administrada durante el mismo. Siendo más leve en el recién nacido pretérmino e intensificándose por la utilización de analgesias o anestesias durante el parto, es decir decimos que este síndrome es más leve en niños prematuros, y sin embargo se incrementa cuando la madre hace uso de la epidural en el parto. Un último factor que influiría en la duración del síndrome es la maduración y el estado nutricional del lactante.

Los cuadros más intensos de este síndrome se presentan en neonatos cuyas madres son o han sido consumidoras de drogas durante mucho tiempo y su aparición se retrasa cuando más cercano sea al parto el consumo de la sustancia adictiva.

El SAN puede manifestarse al nacimiento o retrasarse hasta las dos semanas de vida, aunque lo más frecuente es la aparición de los primeros signos alrededor de las primeras 72 horas postparto. Es importante efectuar una valoración periódica, cada 4 horas, hasta su estabilización, siempre basándonos en las puntuaciones de la escala, con su correspondiente actualización si el personal autorizado lo que necesario.

¿Tiene tratamiento?

Para el tratamiento de este síndrome no se recomienda la instauración de un tratamiento farmacológico profiláctico, puesto que la sintomatología abstinencial ronda el 60-90% de los neonatos y un 30-50% de estos pueden ser controlados con medidas generales. Sin embargo, una vez instaurado este tratamiento debemos tener en cuanta cual es la sustancia que genera la adicción ya que dependiendo de ella administraremos unos fármacos u otros.

Por ejemplo, en el caso de la abstinencia por barbitúricos, alcohol y sedantes, debemos suministrarle “fenobarbital” que actúa fundamentalmente sobre la irritabilidad.  En el SAN ocasionados por narcóticos, suministraremos la “clorpromazina”, que controla los síntomas gastrointestinales y neurológicos. Debemos prestar atención si el recién nacido es prematuro. En ese caso se toma la precaución de nunca suministrarle “diazepan” por vía intramuscular. Es metabolizado a nivel hepático.

Algunos autores abogan por no suprimir la lactancia materna siempre que las madres se encuentren en planes de tratamiento sustitutivo (desintoxicación). Y si se tiene la seguridad de que no se utilizan otras sustancias.  O cuando no padezcan enfermedades que contraindiquen la lactancia.

¿Cómo evitarlo?

Debido a las características sociales que concurren en los grupos de usuarios de drogas, el abuso de sustancias ilícitas durante el embarazo está originando la necesidad de crear programas de atención sanitaria en el preparto y en el postparto. Expresando especial énfasis en el apoyo social madre-hijo, mediante el acceso a los planes de desintoxicación. Los pediatras deben conocer esta patología, tanto para el control de los niños diagnosticados de SAN, como para posibles diagnósticos tardíos que puedan aparecer tras altas anticipadas de la maternidad. Con estos esfuerzos sociales y sanitarios proporcionaran ambientes óptimos para el desarrollo normal de los niños y esto beneficiara a toda la sociedad.

Con la información recogida en este artículo quería plasmar como el problema con la consumición de drogas está cada vez más presente en nuestro día a día. Muchos de los jóvenes no se dan cuenta de las repercusiones que puede tener comenzar una adicción a largo plazo, tanto que puede llegar a afectar a tus hijos.

2018-07-13T17:51:52+00:00julio 18th, 2018|

¿Qué te ha parecido? Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando entenderemos que nos das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Acerca de los certificados SSL
https://www.haztua.com/wp-content/uploads/2017/01/LOGO-HAZTUAportada-1.jpg
FB Twitter Google+ Instagram Youtube Linkedin
La Psicología Positiva es un nuevo enfoque de la Psicología de siempre. Destaca los aspectos positivos de la persona y se centra en las emociones positivas que generan mayor bienestar y calidad de vida en las personas.
C/ Portugal, 37 - 1ª Planta
Fuenlabrada
C/ Alcalá, 99 - 1ºD
Madrid
C/ Canillas, 45
Madrid
Email: info@haztua.com
Teléfono: +34-91-607-35-02