Las emociones y las ventajas de des-echar el prefijo “des”

Concha Calvo
Concha CalvoPsicóloga

 

A través de los tiempos, se han venido vinculando los sentimientos y emociones al corazón, pero es el cerebro el órgano que dirige y controla todo lo relacionado con ello. El corazón lo que hace, mediante la aceleración de sus palpitaciones, es detectar lo que está ocurriendo “allá arriba”.

El sistema límbico está compuesto por una serie de estructuras cerebrales que se sitúan en la parte superior del tronco cerebral, por debajo de la corteza y son las que están fundamentalmente implicadas en el desarrollo de muchas de nuestras emociones y motivaciones, en particular las relacionadas con la supervivencia como son el miedo, la ira y las emociones vinculadas con el comportamiento sexual.

Seguramente, en algún momento de tu vida te has preguntado: “Pero, ¿qué hago yo ahora con mi vida? ¿qué va a ser de mí? Probablemente al leer estas frases hayas recordado algunos acontecimientos vividos y de alguna manera esto te hace recapacitar sobre la idea de que las cosas siempre pueden tener solución, aunque en esos momentos te parezca muy complicado e incluso imposible el poder salir adelante.

Este sentimiento es normal, puesto que a todos nos cuesta empezar de nuevo y levantarnos ante los golpes que nos depara la vida; el principal motivo es que no estamos preparados. Nos sentimos tan a gusto en nuestra parcela de comodidad y confort que nos resulta difícil remontar.

La importancia de la salud emocional

En muchas ocasiones habrás leído u oído que cuando las personas son conscientes de sus pensamientos, sentimientos y comportamientos, significa que gozan de una buena salud emocional, pero para llegar a conseguir ese equilibrio es necesario que antes hayas sido capaz de controlarlos, es decir, que hayas aprendido y experimentado formas o hábitos de vida saludables para afrontar todos los obstáculos que se te vayan presentando en tu día a día, ya que tu cuerpo responde acorde a los estímulos que recibe y en este caso sería a la forma en que piensas, sientes y actúas.

salud mental positivaLa salud mental positiva significa que existe un equilibrio entre tus deseos y la realidad y que eres capaz de aceptar que al igual que todos tienes tus propias limitaciones, pero lo importante de todo esto es poder lograr una adaptación equilibrada para lo que te ha tocado vivir, sin que ello te haga sentir que te rindes o resignas ante las adversidades.

Eres mucho más fuerte de lo que te crees, lo que ocurre es que no siempre se opta por el mejor de los caminos o de las opciones que se presentan y no se suele estar preparado para los fracasos, siempre se tiende a entrenarse para cosechar éxitos.

Henry Ford, fundador de la compañía Ford Motor Company decía:

“El fracaso es una oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia”.

Existe otro factor muy importante que favorece tu equilibrio emocional y es la toma de conciencia de cómo expresas tus pensamientos y sentimientos.

La mayoría de las veces, sobre todo en los momentos en que las fuerzas flaquean se opta siempre por escoger la que mayor carga de negatividad tiene, lo cual no beneficia en absoluto a la recuperación y estabilidad de tus emociones.

Por eso tu propósito a partir de ahora será incorporar a tu “vocabulario emocional de bolsillo” una serie de palabras que te pueden ayudar a ver el futuro de una forma diferente y sobre todo más positiva.

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define el prefijo “des-“ como:Denota negación o inversión del significado de la palabra simple a la que va antepuesto”.

Esta connotación es la que vas a eliminar de tu “vocabulario” y para ello, tendrás tus propias herramientas para combatir esa negatividad:

Tus mejores aliadas

  1. Ante el des-aliento ⇨ Aliento
  2. Ante el des-amor ⇨ Amor
  3. Ante el des-ánimo ⇨ Ánimo
  4. Ante la des-confianza ⇨ Confianza
  5. Ante el des-consuelo ⇨ Consuelo
  6. Ante el des-contento ⇨ Contento
  7. Ante la des-dicha ⇨ Dicha
  8. Ante el des-encanto ⇨ Encanto
  9. Ante la des-esperanza ⇨ Esperanza
  10. Ante el des-interés ⇨ Interés
  11. Ante la des-motivación ⇨ Motivación
  12. Ante la des-ventaja ⇨ Ventaja

Seguro que te estarás preguntando: “pero, ¿puede haber algo positivo en los momentos de desesperación?”. Aunque te parezca imposible, lo hay; así que debes quedarte con el lado bueno, aunque a veces te cueste encontrarlo.

Si tienes un desengaño amoroso, no te martirices recordando la separación, piensa en los buenos momentos y en las cosas que funcionaron y que te gustaría repetir con una nueva pareja. Si esta relación no llegó a buen puerto será porque no encontraste lo que buscabas y como resultado de esta experiencia ya sabes y has aprendido lo que quieres y necesitas.

Si tienes que cambiar de trabajo, piensa en la experiencia que has adquirido y como eso va a ser un valor añadido a tu curriculum y en la gente que has conocido y las cosas buenas que te han aportado.

Si pierdes a alguna persona importante en tu vida, tienes que alegrarte por haberla podido conocer y que te haya dado su cariño y amistad. Muchas de las cosas que tienes y el ser cómo eres no serían así si no hubiera sido por su influencia.

Nunca debes olvidar, que lo que sientes, las sensaciones y emociones, son una parte fundamental de cualquier experiencia y también de los conflictos.

Cada fracaso le enseña al hombre algo que necesitaba aprender”. Charles Dickens.

2016-10-23T17:23:05+00:00 Junio 15th, 2016|

Deja un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando entenderemos que nos das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Acerca de los certificados SSL