Cinco factores de la Felicidad

Este fin de semana, hemos celebrado en La Laguna (Tenerife) las III Jornadas de Psicología Positiva. Y digo “celebrado” porque eso es exactamente lo que hicimos allí. Nos reunimos para aprender, compartir, difundir la Psicología Positiva… pero, sobre todo, nos juntamos para celebrar que tenemos una maravillosa tarea por hacer: dar a conocer la ciencia de la Felicidad. Y qué mejor manera de celebrar que en compañía de amigos y de otras personas apasionadas de la Psicología, en especial por la Positiva.

Cinco factores de la felicidad

No es éste el lugar de recoger todo el contenido de estas jornadas. De hecho, los organizadores del evento se han encargado de publicar las actas de todas las comunicaciones y los posters de las Jornadas. Aquí te dejo el enlace por si no pudiste asistir y tienes interés en conocer lo que allí se habló:  Actas de las III Jornadas de Psicología Positiva

Pero sí quiero incidir en una idea, para mí, una de las más importantes que se dijeron en las ponencias. Hay una tendencia, sobre todo en redes sociales, a repetir el mantra de que las personas podemos dominar nuestra felicidad a voluntad. Se piensa que, con sólo proponérnoslo, podremos llegar a ser completamente felices. Gonzalo Hervás lo aclaró de una manera magistral en su ponencia: “Hacia un modelo integrador del bienestar psicológico”.

Gonzalo Hervás

El presidente de la SEPP (Sociedad Española de Psicología Positiva) durante su ponencia en las III Jornadas de Psicología Positiva

El concepto de felicidad

El concepto de felicidad se compone de varios factores. Sobre algunos de ellos podemos incidir. Con otros, no queda más remedio que aceptarlos con la mejor actitud posible. El modelo integrador que defiende el actual presidente de la SEPP (Sociedad Española de Psicología Positiva), explica la felicidad como una suma de factores. Como tal, podemos aumentarla si aumentamos algunos de esos factores. Pero lo cierto es que no podemos incidir en todos ellos de igual manera. Los factores a los que hace referencia son:

  1. La mente. La felicidad es una manera de entender y vivir la vida. Por tanto, una parte de nuestra felicidad está en la mente y en la actitud con la que nos desenvolvemos en el día a día. Está relacionada con nuestra manera de pensar y con nuestra personalidad.
  2. El momento. Está en cómo somos capaces de disfrutar de cada momento. Los datos avalan esta idea. Nos sentimos más felices cuando somos capaces de apreciar los momentos, cuando disfrutamos tanto de una tarea que nos sentimos fluir.
  3. La vida. O más bien la satisfacción con la propia vida. Somos más felices si somos capaces de agradecer lo que tenemos y de percibir que nuestras necesidades se encuentran satisfechas.
  4. Las circunstancias. Hace referencia a cómo afecta a nuestro grado de bienestar el conjunto de circunstancias que nos toca vivir y que no siempre tenemos la libertad de elegir. Desde el hecho de vivir en pareja, que nos hace más felices (al menos al principio), a nuestra propia edad. Los datos parecen indicar que a partir de los 50 años entramos en una curva ascendente de mayor felicidad. Algo bueno para añadir al hecho de cumplir años.
  5. La sociedad. Porque, como ya imaginas, no hay igual percepción de bienestar en todas las sociedades. A mayor libertad y seguridad, mayores niveles de satisfacción con la vida y mayor percepción de bienestar y felicidad.

Aumentar la felicidad

En relación con los dos primeros factores (la mente y el momento), es mucho lo que los profesionales de la Psicología podemos hacer. Podemos incrementar los estados de bienestar y felicidad de las personas. Pero, como hemos visto, la felicidad también está en la vida y en las circunstancias personales y específicas de cada persona. Y aquí, el margen de actuación por parte de los profesionales, es más limitado. En cuanto al tipo de sociedad en la que nos toca vivir, nuestra posibilidad de intervención para incidir en la felicidad de las personas, es casi nula.

Con los conocimientos de la Psicología Positiva se puede mejorar la vida de las personas e incrementar significativamente sus niveles de bienestar y felicidad percibida. Pero, Si alguien te quiere vender la felicidad absoluta, desconfía Clic para tuitear.

¿Estás de acuerdo con esta manera de entender la felicidad? Cuéntanos qué es la felicidad para ti: un estado, un proceso, un camino, un conjunto de factores… Nos encantará conocer tu opinión.

2017-04-09T08:13:08+00:00 marzo 28th, 2017|

Deja un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando entenderemos que nos das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Acerca de los certificados SSL