En realidad, no se trata de un cuento imperfecto en sí mismo sino más bien de un cuento que habla de imperfección. 

No me queda muy claro el origen del relato. He leído que pertenece a la tradición hindú, pero también que el autor es Paulo Coelho. Perdona mi ignorancia en este aspecto. 

Mario Alonso Puig y Rosana Pereira

Mario Alonso Puig y Rosana Pereira

La primera vez que lo oí me cautivó, como no podía haber sido de otro modo. Si alguna vez has tenido la suerte de estar presente en una conferencia de Mario Alonso Puig, entenderás por qué lo digo: su voz de narrador de cuentos, capaz de hacerte olvidar que hay mundo afuera, acompañada de una música elegida para la ocasión, hicieron las delicias de los que nos encontrábamos en el auditorio aquel día.

Es posible que ya conozcas el cuento titulado “La vasija agrietada”. Aún así te invito a verlo y oírlo. Y sobre todo te invito a tomarte unos minutos para pensar en la importancia que das a la perfección en tu vida. 

Cada vez más, nos hemos acostumbrado a consumir para llenar vacíos interiores, a quitarnos de encima todo aquello que es feo, viejo o está pasado de moda para no ver lo feo que hay en nosotros, a exigirnos ser los mejores en todo para estar a gusto con nosotros mismos porque pensamos que así los demás nos aceptarán mejor… 

Lo cierto es que quien realmente te valora no necesita que seas perfecto. 

La vasija agrietada