¿Que le pides al 2013?

Este artículo lo escribí en el año 2008 inaugurando con él el blog Pensar en Positivo. En un intento de unificar y centrar contenidos hemos decidido trasladar al blog de Haztúa Psicología Positiva aquellos artículos. Los encontrarás bajo la etiqueta “blogoteca”. 

Me he permitido cambiar las fechas a este artículo y escribir 2013 donde originalmente ponía 2008. La información sigue siendo igualmente actual. Te invito a releerlo.

Se acerca el final del año 2012 y se abre un período de reflexión acerca de lo que nos ha ocurrido en los meses pasados: las metas que hemos logrado, los sueños alcanzados, las ilusiones recuperadas…

Es también el momento de sentarse a pensar en aquello que aún anhelamos y que, año tras año, vamos aplazando por (aquí puedes elegir tu propio motivo): pereza, desidia, miedo, falta de tiempo, falta de confianza, otras prioridades, etc.

 

Si nunca encuentras el momento ideal…

Si este es tu caso, si eres de esas personas que tienen la mala costumbre de aplazar el momento de conseguir sus sueños, si crees que nunca es el momento ideal… no te preocupes, es un mal muy generalizado, pero se puede cambiar. Desde aquí quiero animarte para que el 2013 sea TÚ año.

No por ser frecuente es un buen hábito el de aplazar indefinidamente nuestras metas. Esta es la razón por la que quiero compartir contigo una historia que he recibido por correo pero que ya conocía hace tiempo.

Soltar la cuerda:

Jorge y un grupo de amigos montañistas deciden escalar un peligroso pico, pese a que una tormenta se acercaba. Por desgracia, la fuerte tormenta los sorprende en pleno ascenso y son golpeados por el viento y la nieve. Colgados a duras penas en una escarpada pared nada pueden hacer y pronto cae la noche.

Empiezan a congelarse lentamente y, de repente… ¡pánico!… uno de los montañistas se desprende y arrastra en la caída al resto de los compañeros que están agarrados de la misma soga.

Golpes, rebotes, dolor, oscuridad…

Finalmente, Jorge recupera el sentido colgado en el vacío y en medio de la más completa oscuridad. Grita… pero nadie responde a su llamada. Intenta agarrarse de algún saliente, pero sus manos y pies sólo encuentran el vacío. Sabe que pronto va a morir congelado y decide elevar una plegaria:

– “Señor… tengo miedo… ayúdame a salvarme…”- De repente una voz resuena en sus oídos.

– “Jorge, suéltate de la soga…”- Jorge duda, no sabe si se trata de una ilusión auditiva en su propia cabeza.

¿Soltarse de la soga? eso sería una muerte segura. …

Pasada la tormenta el equipo de rescate se sorprendió al ver al montañista muerto colgando de una soga a escasos centímetros de una plataforma que perfectamente le hubiese servido de apoyo y resguardo hasta que finalizase la tormenta

Si tienes un sueño ve por él. No dejes que muera congelado a escasos centrímetros del éxito. Escucha a tu corazón y el 2013 te traerá todo aquello que le pidas con pasión y esperanza.

¡Ten fe en ti y el mundo se rendirá a tus pies!

2016-10-16T13:25:37+00:00 Noviembre 24th, 2012|

Deja un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando entenderemos que nos das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Acerca de los certificados SSL