La clave de la vida son las pequeñas cosas

Hoy el post viene de la mano de nuestro compañero y colaborador Enrique Jimémez, de Granada. Sabemos que te gustará:

 

La sociedad actual sostiene el tópico de que tener más dinero, más poder y más bienes materiales transforma a la persona en un ser más feliz.

Dibujo

Este tópico es muy discutible, sobre todo cuando está demostrado en psicología que dentro de una sociedad consumista como la actual, el hecho de comprar un bien deseado produce un estímulo que nos hace ser felices, pero, ¿Cuánto dura esa felicidad?

¿Qué es ser feliz?

Del mismo modo podemos comprobar que esa felicidad es efímera, algo psicológico, cuando conseguimos lo que deseamos tendemos a diluir poco a poco esa felicidad que nos produjo el hecho de haber conseguido ese bien material deseado.

            Ser feliz es algo más que todo eso, resumidamente  podemos decir que las personas somos felices cuando apreciamoslas pequeñas cosas de la vida, aquellas que surgen de forma espontánea y con toda la naturalidad del mundo.

Esto no es casual, las cosas espontáneas son las que buscamos inconscientemente, las que surgen de hacer callar nuestro interior y cumplir sus deseos. Damos rienda suelta a nuestro verdadero yo. Salimos cuando nos apetece, y nos relacionamos cuando lo necesitamos, también necesitamos de soledad. Todo este suceso de situaciones diarias, suelen hacerse porque es lo que nuestro cuerpo y nuestra mente nos pide para mejorar nuestra psicología.

Complementos para estar “en equilibrio”

            Los valores también sirven deequilibrio para nuestro bienestar. Tener humildad en nuestros actos, amor en nuestras relaciones, e incluso tristeza en algunos momentos, equilibran nuestro yo interior.

La búsqueda de la felicidad en la vida coincide prácticamente con la búsqueda de la paz interior.

            Limpiar tu alma es también clave para actuar con más naturalidad aún y sin estar atenazado por tus sentimientos: resolver miedos internos, reflexionar psicológicamente sobre pensamientos propios y a veces de dudosa validez y solucionar aquello que te inquieta y que no te da la tranquilidad suficiente para relajar tu mente y dejarla más liberada para disfrutar de las cosas, de esas pequeñas cosas, que al fin y al cabo, son gratis, pero realmente difíciles de conseguir.

Enrique Jiménez

Psicologo Granada

2016-10-16T13:25:32+00:00 mayo 30th, 2013|

One Comment

  1. Maribel 30 mayo, 2013 at 09:48 - Reply

    Simplemente maravilloso…

Deja un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando entenderemos que nos das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Acerca de los certificados SSL