El secreto de la gente feliz

No hace mucho que la ciencia se dedica a investigar la FELICIDAD, así, con mayúsculas. Pero ya hay acuerdo sobre algo importante: qué hace que la gente sea feliz. Y no me refiero a la felicidad que supone pasar momentos agradables en la vida. Por fortuna, la mayoría de las personas disfrutamos de esos momentos de felicidad, aunque en muchos casos se trata de un sentimiento tan efímero que desaparece casi en el mismo momento que se acaba el “placer” que nos provoca esa sensación: por ejemplo cuando comemos chocolate, cuando estamos pasando unas vacaciones en el destino que siempre habíamos soñado o cuando escuchamos nuestra música favorita…

Lo cierto es que la verdadera felicidad es algo diferente a la suma de momentos de placer. La prueba está en tantas personas cuyas vidas están llenas de esos placeres y, a pesar de ello, son tremendamente infelices.

Entonces, ¿qué hace que las personas se sientan AUTÉNTICAMENTE FELICES? Se podría concretar en una frase: “No hay gente feliz egoísta”.

Si piensas en alguna persona que conozcas que sea realmente feliz, seguro que descubres que entre sus características de personalidad más destacadas están el altruismo y la generosidad.

Después de estudiar a miles de personas a lo largo y ancho del planeta, de toda condición socio-económica y demográfica, los investigadores han llegado a la conclusión de que existe una fuerte correlación entre la compasión y la felicidad.

Existe una fuerte evidencia empírica que ha permitido conocer las bases fisiológicas y biológicas de la felicidad y sus relaciones con la compasión, entendida como un sentimiento de empatía hacia los demás:

  • Al estimular la corteza cingulada anterior, que controla la amígdala, se producen estados de ira, miedo, sorpresa, ansiedad o estrés. La eliminación de la amígdala hace que las personas sean incapaces de experimentar esas emociones.
  • A través de la estimulación de la hipófisis (glándula que segrega las hormonas que controlan las emociones) se pueden generar clínicamente estados de felicidad inducida. La serotonina que favorece la relajación; la oxitocina que hace aumentar el sentimiento de confianza en uno mismo; la dopamina que provoca excitación y las endorfinas que son capaces de reducir el dolor en cuerpo y mente. También son conocidas como las hormonas de la felicidad.
  • El descubrimiento de las neuronas espejo ha permitido conocer mejor el modo en que nos comunicamos con los demás. El sistema de espejo permite hacer propias las acciones, sensaciones y emociones de los demás. Se ha descubierto que podemos llegar a sentir dolor si estamos frente a alguien que está sintiendo dolor. Si ayudamos a reducir el dolor del otro también reducimos nuestra sensación de dolor. Del mismo modo, si ayudamos al otro a ser más feliz, por el efecto de las neuronas espejo, nosotros mismos nos sentimos más felices.
  • El cortex prefrontal podemos dividirlo en izquierdo y derecho; el izquierdo regula el pensamiento positivo (optimismo) y el derecho el negativo (pesimismo).

La compasión te permite ponerte en la piel del otro, descubrir qué necesita y hacer todo lo posible por ayudarle a lograrlo. Cuanta más compasión seas capaz de dar, más felicidad recibirás. Ése es el secreto de la gente feliz, de la AUTÉNTICA FELICIDAD: cuanto más das, más recibes.

Si te ha interesado este artículo también te interesará leer:

La felicidad se encuentra en el camino

¿Es usted feliz?

Ayudarte a ser más feliz, a ser auténticamente feliz, se ha convertido en la razón de ser de Haztúa Psicología Positiva, en el objetivo de nuestra labor profesional. Es la forma que tenemos de agradecer a la vida parte de lo mucho que recibimos de ella.

Por eso hemos pensado que si estás decidido a ser verdaderamente feliz, si quieres abandonar tu malestar y empezar a llenar tu vida de emociones positivas, entonces estás listo para la acción. Infórmate sobre nuestro Programa de Desarrollo Personal. “La felicidad es una estrella que vive en ti, sólo tienes que permitirle brillar“.

2016-10-16T13:25:35+00:00 enero 22nd, 2013|

3 Comments

  1. montsestevez 22 enero, 2013 at 16:19 - Reply

    Hola me gustó mucho la visión de su blog, por mi parte estoy empezando uno también acerca de la felicidad pero desde mi propia experiencia, me encantaría si puedes le eches un ojo y me digas tu opinión. Saludos! http://www.diariodeambulante.wordpress.com

  2. antonio collado. 24 enero, 2013 at 08:21 - Reply

    HOLA ROSANA, ¿COMO ESTAS?. ESTOY MUY DEACUERDO CON LO QUE HAS NARRADO, DE HECHO CUANDO LO LEIA, PENSABA EN LA SITUACION TAN DIFICIL QUE ATRAVIESA EL PAIS Y LOS EFECTOS COLATERALES QUE DURARAN DURANTE AÑOS EN LA POBLACION, TAL COMO DEPRESIONES, INSEGURIDADES ETC, AL FIN Y AL CABO LO QUE DENOMINO COMO DESTROZO PSICOLOGICO. PERO SE ME VENIA A LA MENTE QUE QUIZA ESTAMOS Y HEMOS ESTADO GOBERNADOS POR GENTE AMARGADA, INFELICES, QUIZA DEBERIAMOS DE PONER A DIRIGIR NUESTRO DESTINO A ALGUIEN MAS FELIZ, MAS ALTRUISTA Y SOLIDARIO ¿NO?.
    BESOS.

    • Haztúa 24 enero, 2013 at 09:06 - Reply

      Estoy completamente de acuerdo contigo, Antonio. Creo que el carácter de un líder influye, y mucho, en una buena parte de aquéllos a los que lidera. Lo peor de todo (o lo mejor, según se mire) es que las emociones son muy contagiosas. Por eso parece que nos hemos contagiado de la tristeza y el abatimiento general. Es importante saber rodearnos de personas optimistas capaces de ver la luz al final del túnel. El optimismo, la vitalidad y la alegría también se contagian.

      Relacionado con tu comentario he recordado la decisión que se ha tomado en Bután de medir la riqueza del país no por su PIB (Producto Interior Bruto) sino por su FBN (Felicidad Bruta Nacional). La idea es dejar de tener como objetivo del país el crecimiento económico y empezar a poner las bases para lograr que la población se sienta más feliz. Se trata de cambiar indicadores los económicos por otros más humanos.

      Para valorar el nivel de felicidad y bienestar del país se toman en cuenta, entre otros, indicadores como el bienestar psicológico de los ciudadanos, el estudio del modo en que hacen uso del tiempo, la vitalidad de la comunidad, la educación, etc.

      Sin duda, aquí también nos vendría estupendamente que los gobernantes se preocuparan por nuestro nivel de FBN.

Deja un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando entenderemos que nos das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Acerca de los certificados SSL