Cómo piensan los niños

Como piensan los niños dependiendo de su edad

Cómo piensan los niños depende en gran medida de la etapa evolutiva en la que se encuentran. No todos lo tenemos claro. Podemos saber si la evolución de talla y peso se desarrolla con normalidad. Nada más nacer, nos entregan una cartilla en la que el pediatra va anotando los cambios. Pero y qué ocurre con lo que “piensan” los peques…

Empezaré por decirte que, esta evolución de qué y cómo piensan, se conoce como “Desarrollo Cognitivo“. Cognición es igual a pensamiento. Desde el nacimiento hasta los 12 años, nuestro hijos pasan por deferentes etapas. En cada una de esas etapas van adquiriendo nuevas habilidades.

Por qué es importante conocer las etapas de desarrollo cognitivo

Hacer un seguimiento de talla y peso permite saber si todo evoluciona con normalidad. Seguir la evolución cognitiva también nos ayuda a detectar cualquier dificultad y poner la solución más adecuada cuanto antes. No te preocupes, tu pediatra también observa este desarrollo.

Pero hay una razón que me parece básica. Conocer en qué etapa del desarrollo está mi hijo o hija me ayuda a saber qué puedo esperar y qué no en cada momento. Así podemos evitar caer en el error de exigirles determinadas acciones para las que aún no están preparados. Otra ventaja es que nos ayuda a fomentar su evolución permitiéndoles hacer determinadas cosas para las que su mente ya está preparada.

Etapas del Desarrollo Cognitivo

Periodo sensoriomotor (de 0-2 años)

En los primeros meses, el bebé no “piensa” tal y como los adultos entendemos el pensamiento. En esta etapa principalmente practica los reflejos que le permitirán una buena adptación al entorno en el futuro:

succión: al tocarle en la boca la mueve para chupar, le permite alimentarse

prensión: cierra la mano cuando siente algo en ella, le permite agarrar cosas

orientación: gira la cabeza cuando hay un ruído brusco, también intenta dirigir la mirada hacia el lugar de donde proviene el ruído…

bebeA medida que pasan los meses, va adaptando esos reflejos y utilizándolos a voluntad. Hacia los 4-8 meses reacciona a personas y objetos. A partir de los 8 meses trata de alcanzar esos objetos que le atraen. Es capaz de anticipar lo que va a ocurrir. Y finalmente, hace pequeños experimentos para aprender qué pasa si… tiro el jueguete, si chillo, llamo a mamá o a papá…

Pensamiento preoperacional (de 2 a 7 años)

A partir de los 2 años pueden manipular la realidad a través de su mente. Puede representar mentalmente lo que no tienen a su alcance a través de los sentidos: ver, tocar, oler, sentir u oir. Son incapaces de ponerse en el lugar en el otro. Tienen lo que se conoce como “pensamiento egocéntrico”. Y son incapaces de seguir argumentos lógicos, por mucho que nos empeñemos en que saquen conclusiones de su comportamiento, no son aún capaces de hacerlo.

Niño

Entre los 4 y los 7 años piensan de un modo intuitivo. Pueden interiorizar como una verdad absoluta cualquier cosa que perciban a través de sus sentidos. Siguen sin poder ponerse en el lugar del otro para conocer lo que piensa. A esta edad, sus juguetes tienen para ellos las mismas cualidades de los seres vivos. Pueden hacer grupos por una sola característica. Por ejemplo: niños o niñas. Pero no pueden separar aún niñas grandes, niñas pequeñas, niños grandes, niños pequeños…

Aprenden muchas palabras en esta etapa y comienzan a utilizarlas para nombrar el mundo que hay a su alrededor.

Pensamiento de operaciones concretas (de 7 -12 años)

Empiezan a pensar de una manera más lógica. Le sigue costando entender conceptos como el paso del tiempo. Empiezan a poder ponerse en el lugar de los demás para entender qué les pasa o qué piensan. Empiezan a darse cuenta que sus pensamientos no siempre son los mismos pensamientos que tienen otras personas. Y también descubren que sus sentimientos son propios y no todos sienten exactamente igual.

Ya pueden entender que cuando se cambia su bebida favorita de un vaso alto y estrecho, a otro más bajo y ancho no han perdido cantidad. Esto que parece tan evidente para un adulto, es una de las adquisiciones más importantes en el pensamiento infantil. Es el concepto conocido como la “conservación de la materia”.

Pensamiento formal abstracto (de a partir de 12 años)

amigos

En esta etapa comienza el pensamiento tal y como lo reconocemos los adultos. Son capaces de hacer inferencias lógicas acerca de lo que sucede. Son capaces de razonar y utilizan el pensamiento abstracto. Pueden pensar varias soluciones para un problema, cosa que antes de edad les resulta muy complicado.

Un cambio de estructuras mentales

El cambio que se produce en cómo piensan los niños no es sólo debido a un aumento de la información que reciben del mundo. Según Piaget, uno de los investigadores más importantes del pensamiento infantil, no se trata de acumular conocimientos sino de utilizarlos de diferente manera.

Es inútil que nos empeñemos en hacer comprender a un niño de dos años que su hermano no tiene más galletas cuando se ha roto en dos trozos para así traatar de evitar su enfado. Su estructura mental no le permite comprender lo que para un adulto es evidente.

Conocer cómo piensan los niños dependiendo de la etapa de desarrollo en la que se encuentren nos permitirá evitarnos muchos sofocos tratando de hacerle “entrar en razón” cuando aún su mente no está preparada para ello.

2017-11-26T21:55:26+00:00 noviembre 27th, 2017|

Deja un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando entenderemos que nos das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Acerca de los certificados SSL