Mónica Pereira
Mónica PereiraDirectora de Haztúa Psicología Positiva
Experta en Psicología de Emergencias

¿Cómo ayuda la Psicología en casos como el del pequeño Julen?

A propósito del pequeño Julen

Todavía con el corazón encogido por el desenlace de los acontecimientos. Aún dolida por esos padres que ya no podrán ver sonreír a su pequeño Julen. Desconcertada con toda la información que nos está llegando de los medios de comunicación…

Orgullosa, también, de todas y cada una de esas 300 personas que han participado en la búsqueda y en el rescate. Orgullosa de las personas que han estado constantemente apoyando a esos padres que permanecieron día y noche al pie de las excavaciones sin poder descansar, sin apenas comer y con los ojos pendientes de cada movimiento que pudiera indicar que ya estaban junto a Julen.

En este estado me siento ante la pantalla a hacer una reflexión sobre lo vivido en este país en los últimos días.

La labor de la Psicología de Emergencias no acaba aquí

En algún sitio he leído esta mañana: “todo ha terminado”. Y ha sido cuando me he dado cuenta de que queda mucho por hacer.

Ahora nosotros, los profesionales de la psicología de emergencias, continuamos nuestra tarea. Seguimos realizando labores muy importantes que ayudan al procesamiento de todas las emociones que están experimentando los familiares y los profesionales que han participado en el rescate del pequeño.

Ahora empieza el proceso de duelo, la despedida de ese niño, que ya es un poco de todos nosotros. Empieza el camino de recuperación y de vuelta a la vida, a una vida diferente en la que los padres y sus familiares tendrán que aprender a vivir sin su pequeño. Ya sabemos que hace aproximadamente un año perdieron otro hijo de tres años por una muerte súbita. El dolor se duplica, se hace inconmensurable. Nos duele a todos.

Las psicólogas y los psicólogos que han acompañado a esta familia durante todos estos días de espera han hecho un trabajo muy importante para prevenir que este desenlace provoque secuelas que impidan rehacer una vida sin Julen en el futuro.

Sí, sé que en estos momentos es muy difícil comprender cómo es posible que alguien pueda rehacerse tras, no uno, sino dos golpes tan desgarradores. No será pronto, no será fácil, pero sí será posible. La labor de los profesionales y su propio esfuerzo ayudarán a que se recuperen.

La ayuda de los profesonales de la Psicología de Emergencia a la familia

Nuestros colegas seguirán disponibles. La intervención en situación de crisis puede extenderse aún unos días. La literatura y la experiencia nos indican que puede llegar a extenderse a lo largo del primer mes tras el suceso. En este tiempo, van a preparar a los padres para poder entender sus propios sentimientos y emociones. Les adelantarán lo que pueden experimentar para que comprendan que está dentro de la normalidad tras un hecho tan doloroso. Les acompañarán en los primeros momentos de su duelo y les entregarán estrategias para afrontar los picos de dolor, para ayudarles a conciliar el sueño, para afrontar la fama que ha supuesto esta desgracia, las afirmaciones contradictorias que circulan por las redes, las actividades de la vida diaria…

Es posible que necesiten más ayuda profesional. Puede que durante un tiempo el acompañamiento terapéutico les resulte un alivio, un ancla que les mantiene en conexión con la realidad que les rodea para, poco a poco, aprender a vivir sin ellos, sin sus pequeños.

Ayuda psicológica a las personas que han intervenido en el rescate

Pero la labor del psicólogo de emergencias va más allá. Los profesionales que han participado en la búsqueda y en el rescate han sufrido un desgaste psicológico importante. Tras tanto esfuerzo, el desenlace no es lo bueno que hubiéramos deseado. La frustración de no haber llegado a tiempo puede despertar “fantasmas” en la mente de los rescatistas. Es fácil caer en sentimientos de culpa, en los “y si”…, en revisiones constantes de sus pasos para valorar si hubieran podido hacer algo diferente…

Nuevamente, la experiencia y la literatura nos advierten de que estos pensamientos podrían llevar a una persona a buscar alivio en el alcohol, las drogas, a separarse de las personas de su entorno porque siente que no la comprenden o a otras muchas reacciones y conductas desadaptativas que pueden cristalizar en un trastorno psicopatológico.

La prevención desde la Psicología de emergencias

La labor del psicólogo de emergencias está orientada en estos casos a prevenir la evolución negativa de los profesionales. Esta prevención se realiza en las tres fases de la intervención.

Pre-emergencia

Realizando formaciones y preparación para que los profesionales sepan gestionar sus emociones desagradables aceptándolas y dejando que pasen.

Emergencia

Con preparación previa a los turnos y sesiones de desactivación emocional al finalizar, además de intervenión disponible en cualquier momento que se demande.

Post-emergencia

Con sesiones que permitan la desmovilización del profesional, la creación de una narrativa completa y la comprensión de sus propias emociones.

La importancia de la resiliencia

Durante todos estos días hemos oído hablar de todos estos profesionales como héroes que lo han dado todo por rescatar al pequeño Julen. Mención especial merecen los 33 mineros chilenos que en 2010 fueron rescatados de una mina en la que permanecieron 70 días angustiosos. Ellos saben muy bien de la angustia de estar encerrado bajo tierra. Y a pesar de su propia experiencia, han sabido superarse y retomar una vida en la que, incluso, dedican su tiempo a ayudar a otras personas en condiciones similares.

Desde la psicología, a esta capacidad para superarse y crecer tras una situación traumática la llamamos resiliencia. Nuestro trabajo profesional lo orientamos para ayudar a la mayor cantidad posible de personas a conseguir entrenar y mantener esa capacidad.

Sabemos que la resiliencia es posible, que la recuperación es lo más probable. También sabemos que hasta los héroes necesitan que les cuiden. Ese es nuestro tabajo.

Mónica Pereira es directora de Haztúa Psicología Positiva. Experta en Intervención en situaciones de Crisis y Emergencias. Participa asiduamente en programas de televisión donde se analiza la labor realizada por profesionales de la Psicología de Emergencias.

En este enlace puedes encontrar algunas de sus intervenciones en programas de radio y televisión: Haztúa en los medios de comunicación